loader image

ERG Chech 002: La roca espacial más antigua de la Tierra

Written By :

Category :

Exploración Espacial, Minería Espacial, Recursos Espaciales

Posted On :

Share This :

¿Qué es Erg Chech 002 y por qué es importante?

Erg Chech 002 es una roca espacial que cayó en el desierto del Sahara, en Argelia, en mayo de 2020. Se trata de una acondrita, es decir, un meteorito que se formó por fusión en otro planeta o asteroide. 

Lo que hace especial a esta roca es que es la más antigua que se ha encontrado en la Tierra, con una edad de 4.565 millones de años.

Esto significa que se formó poco después del nacimiento del Sistema Solar, hace unos 4.567 millones de años.

Erg Chech 002 contiene información valiosa sobre el origen y la evolución del Sistema Solar, ya que conserva la composición química y las huellas isotópicas de los primeros materiales que se formaron en la nebulosa solar.

Además, contiene elementos como aluminio-26, un isótopo radiactivo que fue una fuente de calor importante para el crecimiento de los planeta.

¿Cómo se descubrió y se calculó su edad?

Erg Chech 002 fue descubierta por un grupo de buscadores de meteoritos aficionados, que la encontraron en un erg (o mar de arena) en el desierto del Sahara. 

La roca pesa unos 32 kilogramos y tiene una forma irregular, con cristales verdes y negros incrustados en su superficie.

Para determinar su edad, un equipo internacional de científicos utilizó una técnica llamada datación por plomo-plomo, que se basa en medir las proporciones de los isótopos de plomo (plomo-206 y plomo-207) que se producen por la desintegración del uranio (uranio-235 y uranio-238). 

Al comparar estas proporciones con las de otros meteoritos y rocas terrestres, los científicos pudieron estimar la edad de Erg Chech 002 con una precisión sin precedentes.

¿Qué relación tiene Erg Chech 002 con la astrominería y las misiones espaciales?

Erg Chech 002 es un ejemplo de cómo los meteoritos pueden ser una fuente de recursos minerales para la humanidad. 

Según algunos expertos, los asteroides son verdaderas minas flotantes que están esperando ser conquistada.

Algunos de ellos contienen metales preciosos como oro, platino o paladio, así como elementos escasos y necesarios para el desarrollo tecnológico, como hierro, níquel o cobalto.

La astrominería es el nombre que se da a la actividad de explorar y explotar los recursos mineros de los asteroides y otros cuerpos celestes. 

Se trata de un campo emergente que plantea nuevos desafíos y oportunidades para la ciencia, la tecnología, la industria y la sociedad.

Algunos países como Estados Unidos, China, Japón o India ya están trabajando en proyectos para el inicio de la minería espacial.

Para poder realizar la astrominería, se requieren misiones espaciales que permitan estudiar y acceder a los asteroides.

Algunas de estas misiones ya se han llevado a cabo o están en curso, como las sondas Hayabusa (Japón), OSIRIS-REx (Estados Unidos) o Chang’e 5 (China), que han logrado recolectar muestras de asteroides o de la Luna.

Otras misiones están previstas para los próximos años, como las sondas Psyche (Estados Unidos), Hera (Europa) o Destiny+ (Japón), que tienen como objetivo explorar asteroides metálicos o binario.